Comando Bolívar-Chávez

Elías Jaua / Opinión

Cuando tan sólo quedan dos semanas para las elecciones, nuestra Candidatura se ha transformado ya en una gigantesca ola que no deja de crecer a medida que pasa por todos los rincones de nuestro Estado. El próximo 16 de diciembre, esta marea barrerá al grupo fascista Primero Justicia y recuperará definitivamente la Gobernación para el pueblo de Miranda.

La victoria es incuestionable. No hay más que salir a las calles y plazas de nuestras ciudades y pueblos para comprobar la determinación de los mirandinos y mirandinas a dar por cerrada la nefasta etapa que han supuesto estos cuatro años de desgobierno de Primero Justicia y de su candidato derrotado. Los lamentables resultados de su indolencia son que Miranda tiene los mayores niveles de inseguridad del país, una vialidad en una situación catastrófica, ineficiencia en servicios básicos como la recogida de basuras o el suministro de agua… A pesar de este panorama, el candidato de la derecha, cegado por su obsesión de poder, no ha sido capaz de presentar una sola nueva propuesta para el Estado de Miranda. Su única preocupación es atacar al presidente Chávez y poner excusa tras excusa. Los perjudicados, al final, son los habitantes de Miranda.

Pero todo eso pertenece al pasado. Es la vieja política que dentro de dos domingos será expulsada de Miranda para no volver jamás. Las gentes de esta tierra ahora ya saben que sí hay soluciones para sus problemas. Ya saben que la inseguridad no es una maldición bíblica que hay que padecer, sino una lacra social cuyas causas profundas pueden y deben ser atajadas, a la vez que en lo inmediato se protege el derecho a la vida de todos y todas; ya saben que es posible mantener la vialidad en buen estado y que hay proyectos en marcha para lograr a una movilidad fluida, rápida y cómoda; ya saben que se pueden mantener sus calles limpias, con independencia del lugar en el que vivan y de su nivel adquisitivo… En resumen, saben que a la vuelta de la esquina hay una nueva Miranda y me consta que en estos 14 días van a seguir luchando para alcanzarla.

De esa nueva Miranda venimos hablando desde hace un mes, cuando comenzamos a explicar al pueblo nuestras propuestas, que a la postre están basadas en lo que los propios mirandinos nos han demandado. Son iniciativas concretas y efectivas que dan respuesta a las demandas sociales. Hemos presentado proyectos sobre seguridad, vialidad, infraestructuras, agroindustria, ocio y cultura, reordenación urbana, economía popular, vivienda o educación. También hemos elaborado planes específicos para los principales núcleos urbanos del Estado. Toda esta documentación está disponible en la página web de la campaña elias.psuv.org.ve.

Pero sobre todo, hemos hablado con los mirandinos acerca de otra forma de gobernar Miranda que no sea la del ataque continuo al Presidente. En estos últimos cuatro años, la Gobernación ha sido una trinchera desde la que se atacaban las políticas destinadas a mejorar la vida de los mirandinos y mirandinas. Todo han sido obstáculos al Cable Tren de Petare, al Metro Cable de Mariche, a la Gran Misión Vivienda o a la necesaria coordinación de la policía estadal con la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana como elemento indispensable para mejorar la seguridad. Mientras, se parapetaban tras cortinas de humo en forma de excusas para eludir las responsabilidades a las que le obliga la Constitución y la vocación de servicio público que debe alentar a todo político.

Las víctimas de este ataque permanente han sido todos y todas los mirandinos, sin excepción. Muchos de los proyectos del Gobierno de la Nación en materias muy sensibles se han visto obstaculizados por estas tácticas desleales y si han podido salir adelante ha sido gracias al empeño del Presidente. Chávez sabe perfectamente de la importancia política, económica e histórica de Miranda y su compromiso personal con esta tierra es inquebrantable.

El Presidente necesita una Gobernación que colabora para sacar adelante todos los proyectos que tiene pensados para Miranda. Y esto no es posible con un partido como Primero Justicia, caracterizado por el sectarismo, la intransigencia y el ansia desmedida de poder. El pueblo mirandino va a poner fin a eso el 16 de diciembre. A partir de esa fecha, Gobierno de la Nación y Gobernación de Miranda trabajarán de forma coordinada, lo que se traducirá en mayor eficiencia y rapidez y en la posibilidad de abrir nuevas vías de desarrollo hasta ahora inexploradas. En resumen, significará mayor bienestar para todos y todas.

Éste es el futuro, casi presente, que en breve va a elegir la inmensa mayoría de los mirandinos y mirandinas. Nos lo hacen saber en todos los lugares a los que acudimos. El cambio hacia una nueva Miranda se siente ya. El pueblo mirandino quiere abrir una nueva etapa en su historia, quiere anclarse definitivamente al siglo XXI y encabezar el proyecto de transformación liderado por el presidente Hugo Chávez, que situará a Venezuela como potencia dentro de esta potencia emergente que es Latinoamérica. Miranda quiere ser parte protagónica de ese ilusionante proceso. Y cuando el pueblo venezolano quiere algo es imparable, no hay nada que se interponga en su camino. Así lo ha demostrado en estos últimos 14 años, alcanzando logros jamás imaginados, y lo seguirá demostrando en los tiempos venideros.

Yo cuento con ustedes para construir ese futuro. Y ustedes saben que pueden contar conmigo.

Elías Jaua

@jauamiranda

@Eliasgobernador

www.elias.psuv.org.ve

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.