Comando Bolívar-Chávez

Opinión / Wladimir Ruiz Tirado

Con una jornada victoriosa, sólo manchadas por una elevada abstención, las fuerzas revolucionarias tiñeron de rojo el mapa electoral de Venezuela en las pasadas elecciones regionales del pasado domingo 16 de diciembre de 2012. Éxito que viene a coadyuvar la legitimación política del proyecto socialista que anima el presidente electo Hugo Chávez.

La victoria, obtenida en 20 entidades federales, viene a reafirmar que existe una fuerte carga de apoyo popular a dicho proyecto, pero, además, resalta la solidez electoral del PSUV como primera fuerza política del país.

E, igualmente, la recuperación de Estados como Zulia, Carabobo, Táchira, Nueva Esparta y Monagas, son una clave para entender que la Venezuela de hoy calza los puntos de una fortaleza política inigualable con respecto a procesos anteriores, afianzando la extendida opinión según la cual el chavismo llegó para quedarse.

Las victorias de la oposición en Miranda, Lara y Amazonas dejan un respiradero abierto a una oposición que no ha podido levantar cabeza luego de la victoria del presidente Chávez en octubre de 2012. Aun así, Falcón y Capriles se erigen como baluartes de un oposicionismo que entronca con las conductas agresivas y golpistas que han exhibido las huestes contrarias a la transformación revolucionaria en Venezuela.

Mención especial el éxito electoral del profesor Adán Chávez en el estado Barinas. Tanto, por ser esta entidad de carácter emblemática para el proceso, como por ser la cuna de nacimiento del presidente. Adán remontó la matriz adversa que le había fabricado mediáticamente la oposición, así como, la fuerza electoral del oposicionismo en la ciudad capital.

También, hay que decir que esta rotunda victoria electoral ensambla con las expectativas nacionales y socialistas para la aplicación de los objetivos programáticos aprobados el pasado mes de octubre. Si, no lo entendemos de esta manera, no estaríamos comprendiendo la envergadura del plan revolucionario planteado de cara al 2019.

De la misma manera, esta victoria reduce ampliamente la incertidumbre que puedan ocasionar los escenarios derivados de la situación de la salud del presidente Chávez, pues ello coincide con el llamado a la unidad, tan recalcado por é, en su alocución ante de viajar a la Habana, Cuba.

De otra parte, triunfo que no debe encandilarnos en el propósito de construir el Estado comunal, socialista y revolucionario, tal como ha sido pensado. De no ser así, seguiríamos cíclicamente en elecciones regionales repetidas una y otra vez.

wladimiruiz_t@hotmail.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.