Comando Bolívar-Chávez

Nicolás Seijas Arrieta / Opinión

10.abr.2013 / 08:12 pm / Haga un comentario

 

La Batalla por la Patria, emprendida con honor,

cuyo impulso del Amor, alcanzó merecimiento,

fue mucho más que un momento… fue una luz relampagueante,

“Pueblo y Sueños”, adelante !!; una suprema energía,

la lucha que ahora seguía, fue fuerza renovadora,

y al camino… al nuevo rumbo, lo Iluminó un “Por Ahora”.

 

Luego de un tiempo recluso; suma de “luz y verdad”,

al salir en libertad, recorre su Patria en pleno,

constante pero sereno; inició siembra profunda,

recorrido que redunda, de esperanza y corazón

…y al asumir el poder que el “Bravo Pueblo” le diera

juro e hizo “Moribunda” a aquella Constitución.

Iniciaba otra batalla, EL fijaba la estrategia,

y en Venezuela; su tierra, bien, la pondría en acción,

con su pueblo conexión; en intercambio directo,

sin excusa, sin pretexto… por radio y luego tv,

sincero y claro se ve, las distancias acortó,

y en cada fin de semana atendíamos su “Aló”.

 

Su verbo nunca agotó; orientación permanente,

disciplina diligente, para a todos informar,

miles de temas tratar con carisma, humor y gracia;

Verdadera Democracia, la información siempre llega,

oportuna, clara y plena, al pueblo siempre brindaba;

total atención lograban; orientadoras “Cadenas”.

La palestra resintió, cuando el avance fue “escrito”,

y la prensa pegó un grito, ante su magna presencia,

los destellos de sapiencia, fueron colmando la escena,

la cosa se puso buena; la defensa más constante,

un dictado relevante; fértil siembra de valores

población que se convierte; de tus “Líneas”, seguidores.

 

La honestidad por bandera, sin medias tintas ni tachas,

la información fue una racha; que intentaron detener,

el imperio suele ver; solo hacia sus adentros,

siendo tu verbo un portento con la “intensidad de siglos”,

“la fuerza de lo sencillo”, ante millones de ojos,

energía de despojo, sin temor ni miedo alguno,

deseando que ninguno, se escapara de tu verbo,

representantes de pueblos; “máxima cumbre” de luces

al corazón del imperio, sentenciastes: “Huele Azufre”.

 

Una trinchera inusual, abordastes con mesura,

manteniendo la cordura; a pesar de los ataques,

se incrementa el debate, en el que pocos creían,

veneno que se vertía, desde un terreno virtual,

el combate fue sin par, sin escándalo y barullo,

con el verbo y la palabra al “Twitter” hicistes tuyo.

 

Multiplicastes canales, llenastes vías de luz,

sin que fuera una virtud o empleo condicionado,

un poder fuera otorgado, “defensa de la verdad”,

siembra de franca equidad ante toda información,

despertar de la razón; “palo de agua sin sombrilla”,

hacer “Comunicación, con ética de Guerrilla”.

 

Cantastes y hasta bailastes, disfrutando el compartir

era muy fácil reír, con tus historias y chistes,

miles de razones distes, para “por siempre luchar”,

y para hacerte escuchar; esfuerzos no escatimabas,

pues en tu garganta se encerraba, una Patria adolorida;

“voz por siglos reprimida”, “gritos de un silencio eterno”

lucha entre “cielo e infierno”; sufrían “Los Miserables”

un sistema detestable; silenciador del más débil,

comunicación estéril, represión tras represión,

“razón” igual a “prisión”, hasta que nos despertastes

y con tu “Luz” arribastes; desde un cuatro de febrero,

entregando con esmero tu esfuerzo de combatiente,

tu pueblo sintió y siguió a un “verbo sincero y fuerte”.

 

Te entendí… Mi Comandante; Maestro de La Estrategia

aunque íntegra; la Tierra, hoy lamenta tu partida,

la Patria esta más que viva, hinchada de puro orgullo,

La Luz hoy te hizo suyo, superación de lo ufano,

y trascender a otro plano fue la Estrategia Maestra

tu palabra hoy dispuesta se esparce por todo el mundo

ese, tu verbo profundo, toca todo corazón

y aquella “voz de millones”, ya no grita en soledad

es sueño justo y posible, con aires de libertad.

 

“como YO, hijo querido, no moristeis ese día”,

con mirada reflexiva, expresó al verte llegar,

te dio un abrazo sin par, que a los cielos estremece,

un orgullo en EL se crece; por tu siembra y por tu amor,

inicia El Libertador, una conversa agradable,

y de marzo aquella tarde, a la tierra echan mirada,

una lagrima escapada que se dispersa en millones,

emocionada se expande entre tantos corazones,

sueño de gloria y de vida que sin descanso recalca

nosotros, humildes hijos “hoy si, que tenemos Patria”.

 

Nicolás Seijas Arrieta

General de Brigada

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.