Comando Bolívar-Chávez

Noticias

Foto: Prensa Miraflores

Caracas, 01 Abr. AVN.- El director de la encuestadora Grupo de Investigación Social Siglo XXI (GIS XXI), Jesse Chacón, presentó este lunes los resultados del barómetro de marzo de 2013, que dan como ganador de las elecciones del 14 de abril al candidato socialista a la presidencia, Nicolás Maduro, con 55,3% de los votos, mientras que el candidato de la derecha, Henrique Capriles, sólo cuenta con 44,7% de la intención del voto.

El análisis se basó en 1.500 entrevistas, distribuidas en los 24 estados del país, con un margen de error de 2,5% y fue realizado entre el 18 y 23 de marzo, a 13 días de la desaparición física del Comandante Hugo Chávez, por lo cual identificó también interrogantes esenciales como la continuidad del proceso revolucionario y las expectativas de los votantes.

En este sentido, Chacón explicó que, contrario a lo que ha dicho la derecha, “el chavismo se ha consolidado” alrededor del hecho de la desaparición física de Chávez.

Así lo refleja 71% de encuestados, que manifestó estar de acuerdo en que “ahorita lo más importante es continuar con el proyecto del presidente Chávez”; esto, contra apenas 20% que opina que con la pérdida física del líder “llega el fin de la revolución”.

Otro dato relevante que arroja el estudio es que 86% valora como “profundamente positivas las políticas del presidente Chávez”, lo que refleja el apoyo que sigue teniendo el chavismo como ideología. La tendencia es a que la brecha entre quienes apoyan el chavismo y quienes lo adversan “es mayor cuando el tema es social”, precisó Chacón.

Además, el estudio indica que 75% de la población considera que el líder supremo de la revolución pasará a la historia como uno de los grandes libertadores de América Latina.

Asimismo, 60% de los venezolanos señala que Chávez impulsó transformaciones muy positivas para el país y 55% está de acuerdo con que el líder supremo sea trasladado al Panteón Nacional.

“Estos indicadores demuestran que el legado del presidente Chávez deja una marca en la historia contemporánea de Venezuela. Podríamos afirmar que existe un antes y un después de la desaparición física de Chávez para Venezuela y América Latina”, expresó.

Valoración de la gestión de Chávez

En este barómetro de gestión y coyuntura política de marzo 2013 también se midió el impacto de la noticia sobre la pérdida física del líder de la Revolución Bolivariana, su papel en la política venezolana y lo que representará en las elecciones presidenciales del venidero 14 de abril.

Así, 77% de los venezolanos valoró como buena y muy buena la gestión del presidente Chávez durante sus 14 años de gobierno.

El director de la firma, Jesse Chacón, precisó que 80% de la clase D consideró buena y muy buena la gestión del comandante Chávez.

Noticia inesperada

Chacón mencionó que 56% de los encuestados no esperaba la noticia difundida por Nicolás Maduro el 5 de marzo pasado, de la desaparición física del Jefe de Estado, mientras 25% dijo que su reacción fue llorar ante el anuncio.

Al consultar a los encuestados sobre el sentimiento que le produjo la lamentable noticia, 39% manifestó que sintió tristeza y amor; 16%, preocupación, alarma o miedo y 14%, sorpresa o desconcierto.

“Preguntamos en una escala del 1 al 10 sobre el fallecimiento del presidente Chávez y 100% de los venezolanos le dio la importancia de 10, es decir, que fue un hecho que arropó la vida venezolana a partir del 5 de marzo”, manifestó.

También 91% de los encuestados mantuvo o mejoró su opinión positiva con respecto al comandante Chávez y solamente 3% de los encuestados dijo tener una valoración peor.

Expectativa electoral

En cuanto a la intención del voto, Chacón expresó: “Ya ha sido procesada toda la intención directa de votos recogida en campo. Un elemento importante es que en los estudios de febrero y de marzo Maduro crece 7% en la intención directa en campo y Capriles cae en 4 puntos”.

En cuanto a la campaña electoral, el sondeo de opinión arrojó que 64% está interesado en la misma, mientras 20% dijo tener poco interés.

“La participación en esta elección no va a ser la misma de las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012, que llegó a 82%. Creemos que esa cifra no se produce en muchas partes del mundo y será una participación histórica por mucho tiempo en el país”, agregó.

De igual manera, 78% de los venezolanos cree que los comicios del 14 de abril son más importantes que los del 7 de octubre porque muchos valoran esta elección como la oportunidad decisiva de darle continuidad al legado del presidente Chávez.

Chacón advirtió que si bien Maduro supera a Capriles en todos los temas por los que se le preguntó al grupo encuestado, tanto por su origen popular como por su compromiso con el proyecto de Hugo Chávez, los sectores que lo adversan continúan esgrimiendo “un genérico cambio político, que es la categoría que tradicionalmente ha agrupado al antichavismo”.

El director de la encuestadora, que acertó las proyecciones de las elecciones presidenciales del 7 de octubre, en la cuales fue reelecto el comandante Chávez con 55,5% de los votos, destacó la madurez política del pueblo venezolano como uno de los mayores legados del mandatario.

Llamó la atención sobre los niveles de agresividad de la campaña opositora asesorada por J.J. Rendón, quien también asesoró a la derecha en 2004, momento en que ésta desconoció los resultados del referendo en el cual fueron ratificados el presidente Chávez y el proyecto socialista.

“El pueblo es el custodio del legado de Chávez, por eso le va a exigir a Maduro después de las elecciones la eficiencia en la gestión”, subrayó el director de GIS XXI.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.