Comando Bolívar-Chávez

Noticias

Capriles Radonski liderando el asalto a la embajada de Cuba

Prensa PSUV.- Hoy se cumplen 11 años del asedio y ataque a la embajada de Cuba, acción liderada por el actual candidato de la ultra derecha, Capriles Randonski, en el marco de un golpe de Estado fascista que mantuvo secuestrado durante este día al Presidente Chávez.

Poco antes del medio día y siguiendo el falso rumor de que en esta embajada se encontraba refugiado el entonces vicepresidente, Diosdado Cabello , grupos violentos comenzaron a concentrarse frente a la sede diplomática ubicada en la urbanización Chuao al este de Caracas.

Pasada algunas horas y después de destruir los vehículos que se encontraban estacionados frente a la embajada, las turbas fascistas cortaron los servicios de luz y agua de la residencia del personal diplomático, amenazando a las personas que se encontraban dentro de ésta, violando así el derecho internacional. Todos estos hechos fueron transmitidos por las empresas privadas de comunicación, quienes también participaban en el golpe de Estado.

Opositores quitaron la luz y el agua de la embajada de Cuba.

Oposición destruyó los carros de la embajada de Cuba.

Capriles, entonces alcalde del municipio de Baruta se encontraba encabezando estos hechos vandálicos y según declaraciones del entonces embajador cubano, Germán Sánchez Otero, Capriles se presentó en la embajada unas tres horas después de haberse iniciado los sucesos violentos y solicitó pasar para unirse al diálogo ya iniciado con los líderes aparentes de la muchedumbre, dentro de la embajada.

Luego, a través de las empresas privadas de comunicación, también se transmitió la imagen de Capriles Radonski subiendo una escalera y saltando la pared de la embajada. Según Sánchez, después de permitirle el acceso, Capriles le solicitó revisar la embajada para comunicar a la multitud que no había ningún oficial chavista asilado adentro. El diplomático cubano se negó rotundamente a permitir esta inspección.

Capriles Radonski entrando a la embajada de Cuba

La participación de Capriles en los sucesos constituyeron una violación de las leyes internacionales, además de constituirse en una violación de los derechos humanos, ya que se dejó sin comunicación, sin luz, agua y bajo amenaza a todo el personal diplomático y sus familiares, incluyendo a niños y niñas. Esto fue denunciado por el gobierno cubano en voz de sus representantes Germán Sánchez y Rogelio Polanco.

La Fiscalía General de la República acusó a Capriles Radonski de haber violado principios internacionales al entrar a la embajada y solicitar la inspección del edificio. La defensa de Capriles aseguró que el Alcalde había entrado para tratar de “mediar” entre el embajador cubano y los manifestantes, con el fin de evitar incidentes violentos en los exteriores de la sede, pero los videos y las imágenes registradas, así como las declaraciones del personal de la sede diplomática demuestran lo contrario.

El 15 de diciembre de 2006, Capriles fue absuelto de todos los cargos en relación a los sucesos de la Embajada de Cuba, por el Tribunal 17 de Juicio de Caracas. Sin embargo, en noviembre de 2008, el juicio fue reabierto.

Hoy, cuando Capriles y sus grupos Fascistas arremeten una vez más contra la heroica Cuba revolucionaria, cuando de manera planificada, consciente y cínica omiten estos hechos y hablan al país de “democracias y libertades”, cuando una vez más pretenden manipular al pueblo presentándose como nobles corderos. Se hace urgente y fundamental que los revolucionarios no olvidemos y nos cohesionemos aún más en nuestras filas en lo que nos resta de tiempo para que el próximo domingo redoblemos la marcha, la organización y la movilización.

Avancemos hacia el horizonte de los 10 millones de votos para derrotar nuevamente al fascismo golpista y su candidato; hagamos retumbar ese grito heroico del 2002 que decía: Cada 11 tiene su 13, y esta vez también tiene un 14. ¡Marchemos hacia otro abril de victorias!

Texto: Silvestre Montilla

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.